martes, 13 de enero de 2009

Israel, Palestina y la clase política española

El ejército israelí sigue bombardeando Gaza sin que la ONU intervenga en el conflicto, ajenos y “maniatados” por la actitud negativa de los USA contra cualquier resolución que perjudique los intereses de Israel en el conflicto, al igual que ocurrió en la guerra de Israel contra Líbano aquel mes de Septiembre del 2006.


Mientras tanto, Zapatero se pronuncia en contra de la guerra:


“Poner esta conquista en la fuerza de las armas es un camino sin salida. Hay que abrir un camino para la democracia”. “Cuando se usa sólo la fuerza, las consecuencias son más conflictos, más guerras y más inseguridad para todo el mundo”. "Es probable que en Gaza sigan los bombardeos, y mi deber es exigir el alto el fuego inmediato a Israel y abrir el proceso para una paz fuerte y duradera”


Por otro lado, se publica una información mostrando que España exportó a Israel durante ese periodo material bélico por valor de 1.551.933 euros. La práctica totalidad, en concreto el 94,13%, tenía como destinatario a las Fuerzas Armadas del Estado hebreo. Pero España no es el único país de Europa que le vende armas a Israel, sino que otros 18 países de la Unión, entre los que destacar Francia, Alemania y Rumania, consiguieron en conjunto operaciones por valor de hasta 200 millones de Euros.


El Gobierno de España aún no ha actuado consecuentemente en base a su posición exhibida sobre conflicto. No muestra ni tan siquiera arrepentimiento por venderle armas a un estado que no acata el tratado de la corte penal internacional (al igual que los USA) y que seguramente las estará utilizando en masacrar a los palestinos. No ha concluido en llevar a cabo ningún tipo de presión contra el Gobierno sionista de Israel. No ha expulsado al embajador israelí del territorio nacional, como muestra de total rechazo a la masacre palestina. No ha cancelado acuerdos comerciales con Israel, inclusive los contratos armamentísticos.


Ante semejante cúmulo de contradicciones en las acciones y las palabras, cabe deducir que la posición del Gobierno es la de instrumentalizar el conflicto con el fin de perseguir y aumentar sus índices de popularidad entre la población española, quien aún tiene en la memoria los sucesos de aquel 11-M del 2004 y que sabe se pronunciará en amplia mayoría contra la agresión israelí.


Y buen ejemplo de ello ha sido el órdago lanzado por Zapatero, atacando directamente a la cúpula del PP: "Hay algunos que no dicen nada, ni se pronuncian, no se mojan, no dicen cuáles son sus ideas. Y aquellos que tienen ni una idea, ni una postura ante los grandes temas internacionales es que no tienen un proyecto político. ¡Aún estoy esperando a que el PP y Rajoy digan algo de lo que pasa en Gaza y en Palestina!


El PSOE aprovecha la oscura historia de un PP en el que su ex-presidente Aznar hizo de triste mamporrero para los USA, promovió conjuntamente una guerra ilegal y sangrienta en base a unas justificaciones falsas y cuyo “desliz” o “equivocación” ha provocado hasta la fecha miles y miles de muertos y millones de desplazados. Un país sumido, hoy por hoy, en la pobreza y la desgracia.


Un Gobierno de los populares que además se encontró con los atentados más sangrientos jamás ocurridos en España; los atentados del 11-M del 2004. En esa situación, el PP quiso por todos los medios culpabilizar a ETA y finalmente, habiendo sufrido la mayor de las vergüenzas (y por la que ningún responsable de Gobierno ha resuelto (ni resolverá) cuentas con la Ley) tuvo que acatar el juicio del que se dedujo que la autoría del atentado fue una acción-reacción de la decisión del Gobierno del PP de embarcarse en la terrorífica y sangrienta cruzada contra el maligno Hussein.


El PP mantiene silencio. Mariano Rajoy escurre el bulto y evita entrar a responder a las provocaciones de Zapatero, sabedor de su inferioridad en el asunto. Federico Trillo y Esperanza Aguirre saltan al ruedo como toros furiosos y desconcertados, protagonizando desafortunadas declaraciones en las que manipulan y desvían la atención del problema, mostrando actitudes despreciables y aberrantes que ningunean a los más de 800 muertos y más de 3000 heridos palestinos a día de hoy.


Un panorama verdaderamente desesperanzador que nos enseña una vez más la calidad de la clase política que tenemos: Por un lado, ruines y desvergonzados que, aún teniendo sobre sus conciencias y responsabilidades la guerra de Irak y el 11-M, no son capaces ni tan siquiera de recular y mostrar un ápice de calidad humana para solidarizarse por el sufrimiento del pueblo palestino, y por otro lado, quienes claramente aprovechan la ocasión con un claro interés partidista, cacareando como gallinas de corral, sin actuar en consecuencia como mínimamente debería hacer un Gobierno digno y soberano.


Komikelx



2 comentarios:

Lo puto Inieste dijo...

Interesante enlace:

http://www.kaosenlared.net/noticia/chavez-nuevo-heroe-palestinos-faltos-lider-fuerte

komikelx dijo...

Es increible lo rápido que los fachitas de turno se apresuran a escribir en este blog. Metemos una entrada y a los 10 minutos ya los tenemos llamando a la puerta.

Tranquilos que hay pienso para todos.