domingo, 23 de noviembre de 2008

Bono y la Zaplana maravillosa


He aquí las verdaderas razones del culebrón montado por el Bonocatolicismo. ¿Qué le impulsó a querer rendir tributo en pleno Congreso a este tótem resucitado? ¿Qué se supone que hizo Sor Maravillas para merecer semejante privilegio? ¿Habrían otras razones de fondo? En cualquier lugar, el PSOE, a través de personajillos apolillados como el Sr. Bono, nos muestra su verdadera cara; la de un "progresismo" desnatado que permite que entre sus filas habiten individuos que bien pudieran estar regocijándose en el lodazal del Partido Popular.

1 comentario:

KiKO MAKARRO dijo...

Este es el Partido SSucio-listo, vende-Obreros muy ECSpañoles